Buscar este blog

Cargando...

jueves, 12 de agosto de 2010

BREVE HISTORIA DE LA QUIMICA





La Química es una ciencia muy antigua, ya que desde sus orígenes el ser humano ha tenido contacto con fenómenos químicos tales como la descomposición de alimentos (carne o frutas). A partir de esta época, el ser humano se ha visto, constantemente, en la necesidad de querer comprender y explicar cada uno de los fenómenos que se presentan a través de su historia.

LA QUÍMICA Y VIDA COTIDIANA
Es probable que los estudios que has tenido hasta ahora de Química te hagan pensar que se trata de una ciencia difícil y aburrida. Ciertamente que los conocimientos que la forman son el resultado de las aportaciones de muchos científicos prominentes, y para comprender  a profundidad se requiere de gran preparación. En este tema  vamos a iniciar su estudio empezando con los conceptos básicos, tomando en cuenta tu propia experiencia, de tal manera que te resulte fácil y divertido.
En la Química se encuentran los conocimientos que permiten al hombre obtener decenas de miles de productos nuevos, a partir de las materias primas que existen en la naturaleza.

LA QUÍMICA A TRAVÉS DE LA HISTORIA
Como ves, el hombre ha adquirido un gran poder con el desarrollo de la ciencia, en la que se incluye la Química, que es producto de siglos de estudio sobre la composición y la transformación de las sustancias y sobre su posible utilización para mejorar nuestra calidad de vida.



La Química y la Prehistoria.
Los primeros hombres que poblaron la Tierra tomaron los objetos de la naturaleza tal como los encontraban: la rama de un árbol como un garrote, una piedra como un proyectil, los frutos de los árboles para mitigar su hambre, etcétera.
Con el paso del tiempo, los hombres empezaron a transformar la naturaleza Primero aprendieron a tallar las piedras, dándoles un borde cortante y una forma que permitiera sujetarlas fácilmente. El siguiente paso consistió en unir la piedra a un trozo de madera. Pero la piedra seguía siendo piedra y la madera seguía siendo madera.

En ocasiones en la naturaleza ocurrían cambios muy rápidos. Un rayo podía incendiar un bosque y reducirlo a cenizas, la carne se descomponía y olía mal, y el jugo de las frutas podía agriarse con el tiempo, o convertirse en una bebida estimulante; estos cambios que sufría la materia alteraban su estructura fundamental; dicho en otras palabras, ocurría un cambio químico. Una de las primeras reacciones químicas llevadas a cabo voluntariamente por el hombre ocurrió probablemente cuando fue capaz de producir y mantener el fuego, esto implicó que tuviera que secar la madera, reducir una parte a pequeñas porciones para facilitar su encendido y emplear algún método como el frotamiento para alcanzar el punto de ignición.

Posteriormente descubrió que el calor generado por el fuego producía alteraciones en los alimentos cambiando su color, textura y sabor; lo que hoy se conoce como cocción de los alimentos. Avanzando a tientas, el hombre fue adquiriendo paulatinamente conocimientos químicos. En ocasiones era gracias a la casualidad, pero principalmente fue la necesidad de elaborar los materiales y alimentos para satisfacer sus necesidades la que lo guió en este largo aprendizaje.

La Química en la época de los  Egipcios.
Algunos milenios antes de nuestra era, los egipcios dominaban técnicas de metalurgia para producir bronce, así como de fermentación para el vino, cerveza y pan. Disponían de empresas prósperas que fabricaban diversos productos como: tintes, medicamentos, jabones, perfumes, vidrio, etcétera. Todas estas actividades involucraban procesos químicos, aunque, hablando con propiedad, la Química aún no había nacido.

Según algunos autores, la palabra Khemeia deriva del nombre que los egipcios daban a su país Kham, por lo que se puede traducir como “el arte egipcio”. Otros señalan que Khemeia proviene del griego Khumos, que significa “el jugo de una planta” de tal manera que se podría traducir como “el arte de extraer jugos”. Pero sea el origen que fuere, la palabra Khemeia es el antecedente del vocablo químico.

La Química en la época de los Griegos.
Hacia el año 600 a. de C., los griegos sintieron la necesidad de comprender y explicar los fenómenos que les revelaba la práctica de las artes químicas. Fueron los filósofos y no los artesanos quienes elaboraron las primeras teorías sobre la materia. Por esa época, los griegos creían que todos los cuerpos derivaban de las propiedades de “cuatro elementos” aire, tierra, agua y fuego. A éstos se añadía, según algunos, un elemento inmaterial, que al unirse a uno de los cuatro elementos anteriores lo transformaba en otro. Hasta este momento ¿qué importancia ha tenido la Química para el ser humano?.

La Química en la Edad Media.
La Edad Media heredó estos conocimientos e hipótesis de la antigüedad y algunos hombres buscaron en vano dos sustancias de propiedades maravillosas: la panacea, o elixir de larga vida, y la piedra filosofal; esta misteriosa materia, al fundirla con un metal como hierro o plomo, debía transformarlo en oro. El estudio de estas transformaciones fue llamada por los árabes al-Kemiya. Esta palabra se adoptó en Europa como alquimia y los que trabajaban este campo eran llamados alquimistas.
La práctica de las transformaciones condujo a muchos fracasos, pero las innumerables experiencias de los alquimistas permitieron el descubrimiento de algunas sustancias y mezclas ácidas, como el agua regia. Asimismo, tales experiencias permitieron ensayar un conjunto de aparatos y técnicas experimentales que en tiempos posteriores serían de gran valor en las investigaciones.


La Química en la Edad Moderna.
En la Edad Moderna las concepciones tradicionales adquirieron un nuevo enfoque bajo el método experimental, y las investigaciones de los químicos ampliaron la gama de sustancias conocidas.

El químico irlandés Robert Boyle asesta en el siglo XVII el primer golpe a la teoría griega sobre los cuatro elementos, ya que señalan al elemento como una sustancia que no es posible descomponer en otra más simple y que éstos son mucho más de cuatro.
En aquella época, uno de los grandes enigmas de la química provenía del fenómeno de la combustión. Lavoisier, un científico francés, propuso una explicación simple de la combustión, señalando que todo cuerpo al arder fija oxígeno tomándolo del aire. Además al emplear sistemáticamente la balanza, estableció que, en una reacción química que ocurre en un sistema cerrado, la masa total de los cuerpos que intervienen en la reacción es idéntica a la masa de los cuerpos formados Con Lavoisier, la Química entra en una nueva era: la de la medida y de la precisión, por lo que se le considera como el “padre de la Química”. Y establece que “La materia no se crea ni se destruye sólo se transforma” lo que conocemos como la Ley de la Conservación. 



La Química en México antes de la Conquista.

En México la Química ha tenido su propio desarrollo, aunque de una forma más lenta. Los pobladores del Valle de México sabían aprovechar las sales alcalinas, las cuales se formaban como costras en la tierra en tiempo de sequías. Estas sales recibieron el nombre de tequixquitl o tequesquite. La tierra de Texcoco contenía una gran cantidad de sales, principalmente carbonato de sodio (Na2CO3) y cloruro de sodio (NaCl). El tequesquite se empleaba para facilitar la cocción de los alimentos, además de servir como condimento. También se utilizó como detergente alcalinizante.

La sal común (cloruro de sodio) era muy apreciada por los antiguos mexicanos. Entre otras sales, conocieron también el alumbre, la mica, el yeso y la calcita, con la que fabricaron colorantes. Trabajaron piedras preciosas como turquesa, jade, azabache, ojo de gato, rubí y ámbar. Los dignatarios utilizaron adornos de fluorita (floruro de calcio), un mineral del que México sigue siendo el primer productor mundial. Otro material utilizado fue el cuarzo (cristal de roca).
La cerámica era comparable con la que había en España. Utilizaban minerales para la fabricación de colores para pintura, especialmente los óxidos de hierro, el negro de humo y las arcillas mineralizadas; obtenían el color rojo de un insecto llamado “cochinilla” (nocheztli) o sangre de tunas, el cual fue exportado a todo el mundo por los españoles.

El barro y el adobe se emplearon en las edificaciones. Los aztecas obtenían una especie de “cemento” al mezclar la cal con una arcilla negra; también producían varios tipos de tejidos, entre los que se encuentran el de hequen (henequén), fabricado con fibras de magueyes, agaves y el algodón blanco. Hacían papel con la corteza de amatl (amate). Utilizaban azúcar al evaporar el aguamiel y fabricaban pulque por medio de la fermentación.
Los aztecas conocían los metales: oro, plata, cobre, estaño, mercurio, plomo, y probablemente el hierro. Desarrollaron la herbolaria para tratar sus males.
¿Sabías que la herbolaria o medicina tradicional está resurgiendo?.
¿Cuáles consideras que sean las causas?.

La Química en México después de la Conquista.
Después de la conquista se originó la primera industria en Pachuca, en 1555, para la extracción de plata por amalgamación con mercurio, un proceso descubierto en México por Bartolomé de Medina y que ahorraba gran cantidad de energía respecto a otros procesos empleados en todo el mundo en esa época. En 1782 Fausto de Elhúyar, luego fundador del Real Seminario de Minería en México, descubrió en España un nuevo elemento, el wolframio, al que se denominó tugsteno, y en 1802, Andrés Manuel del Río descubrió en México otro nuevo elemento al que llamó eritronio, el cual fue posteriormente redescubierto y llamado vanadio.

La Química en México dentro del siglo XX.
En 1916 se creó en México la Escuela Nacional de Química Industrial y se incorporó al año siguiente a la UNAM. Veinte años después se fundó el Instituto Politécnico Nacional y en ambas escuelas se ha formado a la mayoría de los profesionales químicos que hacen posible el desarrollo industrial de país.

En 1938, con la nacionalización del petróleo, las compañías extranjeras se negaron a vender tetraetilo de plomo (antidetonante de la gasolina) a México, cuestión que superaron los químicos mexicanos produciendo esta sustancia en una planta ubicada donde actualmente se encuentra el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP).
En los años cuarentas se inicio la industria química en México con el establecimiento de fábricas como Sosa Texcoco y Celanese Mexicana. En 1941 se fundaron los laboratorios Syntex para la producción de hormonas esteroidales como la progesterona (y posteriormente la cortisona, un potente antiinflamatorio), cuyo costo en el mercado internacional era de 200 dólares el gramo y, gracias a los trabajos desarrollados en México, se redujo a sólo 2 dólares. Este trabajo desarrollado en México desembocó en el hallazgo de la píldora anticonceptiva, utilizada hoy por millones de mujeres en el mundo para controlar y planear la natalidad.
De 1950 a la fecha el número de industrias ha crecido, en especial la de productos químicos básicos y la petroquímica. Se producen también las materias primas para otras industrias, incrementándose la producción de sustancias químicas intermedias y de consumo final, lo que ha ocasionado que, en la actualidad, la industria química sea una de las más importantes para la economía del país.

1 comentario: